NOTICIAS: ENTREVISTA con LOS 2 DE LA S este Jueves 6 de Agosto a las 6pm. Más info en "Eventos".
Consejos

Pantallas, aprendizaje y diversión

por Yahaira Webber (yahaira.webber@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Desde antes de la era de las tabletas, los teléfonos inteligentes y las aplicaciones interactivas, ya los pediatras advertían –en referencia a la televisión y la computadora– que era necesario vigilar el tiempo de exposición a las pantallas electrónicas.

Los chicos crecen, y los padres se acostumbran a esperar –en los chequeos anuales de rutina, esos que aquí se les llama “físicos” – por un cuestionario de evaluación, con preguntas directas sobre el desarrollo del niño y otras relacionadas a las pantallas electrónicas.

Ellos evolucionan en un mundo completamente digital mientras algunos juguetes se vuelven “reliquias”.

Los pequeñines insisten pidiendo a mamá el teléfono porque naturalmente saben que allí encuentran diversión.Los padres se asombran de lo rápido que aprenden con aplicaciones, videos, juegos, programas y tutoriales interactivos que van más allá del escenario tradicional que ofrece la televisión.

Los teléfonos inteligentes y las tabletas ahora son aliados de aprendizaje, diversión y entretenimiento a la vez.

Entonces, si todo esto sucede con aparatos que parecen mágicos, las cosas no pueden ser tan malas como para quitarles la oportunidad de formarlos al ritmo que avanza la tecnología.Claro está, todo siempre bajo control y vigilancia de los adultos del hogar, evitando abuso de horarios y recursos peligrosos.

De acuerdo a las guías del 2016 de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) se debía evitar la exposición a las pantallas para todo niño menor de 18 meses.

Luego, cuando cumplieran 24, se recomendaba empezar la inmersión en medios digitales, pero limitando a programas educativos como los formatos de PBS o Plaza Sésamo.

De dos a cinco años se pedía a los padres restringir la exposición digital solo a una hora por día. 

De seis años en adelante, se aconsejaba monitorear los tipos de dispositivos utilizados, asegurando que el tiempo dedicado no interfería con la actividad física, el comportamiento o las horas de sueño.

Pero parece que el panorama está cambiando y, por el contrario, ahora se valoran esa interactividad digital como herramienta de apoyo al desarrollo de habilidades.

El artículo de la revista Family Education titulado: “AAP dice que el tiempo interactivo de niños en pantallas puede ser saludable” –publicado, el 29 de mayo de 2020– describe como en un simposio de investigación sobre medios digitales, celebrado en Illinois, se acordó que las pantallas pueden contribuir en el proceso de aprendizaje.    

 “¡No les quite esa tableta, puede que les ayude a aprender!”, destaca la primera frase.

Como recursos de aprendizaje temprano, cita este mismo artículo, la AAP reconoce que  

“los medios optimizados para el desarrollo pueden ser beneficiosos para los niños pequeños, y son una herramienta de aprendizaje comprobada para aquellos mayores de dos años”.

Destaca que puede desempeñar un papel clave en “la reducción de la ‘brecha de rendimiento’ del aprendizaje observada entre las poblaciones de bajos ingresos, desfavorecidas y desatendidas”.

En esa reunión, los especialistas en distintas áreas de neurociencia, pediatría, medios y educación, consideraron también que “es importante entender específicamente qué tipo de contenido están absorbiendo o creando los niños”.

Ahora ya sabe que todos esos momentos de saltos, gritos y emociones de sus hijos demuestran buen resultado cuando se usa apropiadamente la tecnología para motivar, educar y divertir.



 
Advertisement Advertisement: Auto Palace
VFL Festival Latino