NOTICIAS: ENTREVISTA con LOS 2 DE LA S este Jueves 6 de Agosto a las 6pm. Más info en "Eventos".
Gobierno

Estudiantes extranjeros no deben preocuparse

por Claudia Longo (claudia.longo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Tras una ola de criticismo y casi una decena de demandas, la administración Trump dio marcha atrás a una nueva regla sobre visas de estudiantes extranjeros.

La decisión fue anunciada al comienzo de una audiencia el 14 de julio de 2020, después de una demanda federal en Boston presentada por la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

La jueza de distrito de Estados Unidos, Allison Burroughs, dijo que las autoridades federales de inmigración acordaron retirar la norma del 6 de julio y “volver al status quo”, según informó PBS News Hour.

El tribunal aclaró que la administración Trump accedió a volver a una regla anterior, implementada en marzo, cuando la pandemia de coronavirus causó que todas las escuelas del país cancelaran sus planes de instrucción presencial. 

En virtud de esa política, se permitió a los estudiantes internacionales atender todas las clases en línea durante ese período.  

Algunas universidades planean ofrecer clases completamente en línea este otoño debido a la preocupación de que los campus universitarios puedan causar contagios masivos de COVID-19.

La nueva regla, emitida por Inmigración y Control de Aduanas, habría sido devastadora tanto para los alumnos como para las universidades. 

El anuncio trae alivio a miles de estudiantes extranjeros que hubieran tenido que optar por cambiarse a una universidad que impartiera clases en persona o correr el riesgo de ser deportados.

Antecedentes

Durante las últimas semanas, se ha percibido una gran presión por parte del gobierno para que las clases vuelvan a su entorno tradicional presencial, al punto de amenazar con cortar fondos federales a la educación si no se cumple con este requisito.

Esto representa una situación extremadamente complicada para los distritos escolares y universidades que dependen de dichos fondos, ahora más que nunca, para un regreso a clases de forma segura y minimizar los contagios masivos de COVID-19.

Además de utilizar la amenaza financiera para el regreso a clases en persona, la administración Trump cambió las reglas con respecto a visas de estudiantes extranjeros. 

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) anunció el 6 de julio de 2020, cambios temporales sobre el Programa de Estudiantes y Visitantes de Intercambio dentro de las categorías F-1 y M-1. 

Dichos alumnos corrían el riesgo de perder sus visas –y hasta ser deportados–  si sus centros de educación superior operan completamente en forma remota o virtual.

“El Departamento de Estado de los Estados Unidos no emitirá visas a los estudiantes inscritos en escuelas y/o programas que estén completamente en línea para el semestre de otoño ni permitirá que ingresen a los Estados Unidos”, había determinado ICE.

Reacciones

Harvard y MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), entre otras instituciones de educación superior no demoraron con acciones legales en contra de las agencias de Seguridad Nacional e Inmigración y Control de Aduanas.

El presidente de Harvard, Lawrence Bacow, dijo que la “crueldad de la medida era superada sólo por su imprudencia”.

El estado de California a través de su Fiscal General, Xavier Becerra, también presentó una demanda en contra de la Casa Blanca, declarando:

“Es una pena que la administración Trump arriesgue no sólo las oportunidades de educación para los estudiantes que se ganaron la posibilidad de ir a la universidad, sino también su salud y bienestar”.

Miembros del Congreso enviaron una carta al ICE y al Departamento de Seguridad Nacional considerando la política propuesta como “irracional y xenófoba”. 



 
Advertisement Advertisement: Auto Palace
VFL Festival Latino