Música Regional
12:00 pm-2:00 pm Al Aire
Salud

¡Detengamos la viruela del simio!

por Marco Trujillo (marco.trujillo@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

Algunas comunidades son más vulnerables que otras como es el caso de los inmigrantes y refugiados. En la pandemia del COVID-19, muchas de estas personas se vieron duramente impactadas ya que algunos viven en grupos grandes. 

Una prueba positiva significaba cuarentena/aislamiento, algo casi imposible en apartamentos abarrotados de gente. En el caso de la viruela del simio, el aislamiento podría durar hasta 21 días.

“No hay recomendaciones específicas para los hispanos. La información acerca del virus es general”, dijo el Dr. Federico Palacio de la División de Enfermedades Infecciosas del Hospital de la Universidad de Cincinnati.

Actualmente existen dos vacunas para proteger contra la viruela del simio: ACAM2000 y JYNNEOS, que se utilizan en Estados Unidos pero los suministros –hasta el momento– son limitados. 

La viruela del simio NO es una enfermedad exclusiva de las personas LGBTQ+, por lo que  

no se debe estigmatizar a estas ni a quien tenga –o haya tenido– el virus. 

Cualquier individuo en contacto físico con alguien que presenta síntomas, un animal infectado, o ropa de cama lo puede contraer, incluyendo mujeres y niños. También una madre embarazada lo puede pasar al feto. 

Es importante mencionar que, si ha estado expuesto a alguien con este virus, usted debe hablar con su doctor para vacunarse, preferiblemente dentro de los primeros cuatro días. 

Miembros de la comunidad LGBTQ+ de Cincinnati y el norte de Kentucky hablaron con La Mega Nota, compartiendo su testimonio y destacando la importancia de la vacuna para detener la propagación y evitar que esto se convierta en algo más grande.

Jody Corbett, Mr. Kentucky Leather 2016, fue uno de ellos.

“Recibí la vacuna JYNNEOS para mi tranquilidad, además de proteger a mi comunidad. Tengo eccema que podría complicar las cosas si me infectara con la viruela del simio. Sé lo importante que es para nuestra comunidad unirse tratando de protegernos unos a otros, como lo hicieron las personas queer en el pasado”, comentó Jody Corbett.  

Advirtió que esta vacuna es sólo “una herramienta adicional para ayudarnos, ya que después de casi tres años de una pandemia tan dolorosa, no necesitamos otra más”.

El activista LGBTQ+ Zach Gosney también describió su experiencia y las razones primordiales que le motivaron a vacunarse.

“Decidí vacunarme porque mi salud es extremadamente importante. He vivido con VIH por seis años y he sido indetectable por cinco años y seis meses. Indetectable=Intransmisible I=I”, confesó Gosney.

“Mientras esté tomando mi medicamento es prácticamente imposible transferir el virus a otra persona; por eso las vacunas son tan importantes para mí. Si puedo protegerme a mí mismo y a otros de contraer un virus, ¡lo voy a hacer!”, aseguró.  

Adam Theele, enfermero registrado (RN, por sus siglas en inglés) considera que es fundamental  

vacunarse como medida preventiva. 

“Es una enfermedad de transmisión por contacto, y es importante mantener las medidas preventivas como profesional de la salud. Soy demasiado joven para haber recibido las vacunas contra la viruela antes de 1973”, indicó Theele.

“El vacunarme me permite seguir llevando mi estilo de vida actual con menos preocupación de contagiarme de una enfermedad que se pueda prevenir, además proporciona protección adicional para dar la atención al paciente”, alertó.  

El especialista en mercadeo, Colin Gallagher, subrayó que entre más hombres gay estén vacunados más disminuirá la posibilidad de transmisión a otros. 

“Viajo mucho así que estar vacunado es importante, lo hice para protegerme, pero lo más importante, para proteger a nuestra comunidad. Esto se trata de que haya menos personas con el virus para evitar que se propague e infecte a otros”. 

“Si usted no es de alto riesgo, debería considerar vacunarse para reducir la pequeña posibilidad de que lo contraiga y lo transmita inadvertidamente”, recomendó Gallagher.

 

-------------------

*En la foto, de derecha a izquierda: Adam Theele, el perrito Mikko y Zach Gosney mostrando su tarjeta de inmunización contra la viruela del simio, así como la cicatriz que deja la vacuna. Ambos líderes de la comunidad LGBTQ+ compartieron sus experiencias para empoderar a otros. (La Mega Nota/Marco Trujillo)

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar