El Bueno, La Mala y El Feo
7:00 am-11:00 am Al Aire
Salud

Bases de la buena salud de la mujer

por Dr. Diego Chaves-Gnecco, MD, MPH, FAAP (diego.chaves-gnecco@chp.edu)


Lectura de 0 minutos

El cuidado de la salud con frecuencia muestra disparidades en los servicios y resultados ofrecidos para muchos. Cuando hablamos de disparidades en salud frecuentemente nos referimos a poblaciones minoritarias como los latinos. Sin embargo, estas disparidades no son ajenas a las mujeres, cuyas principales causas de mortalidad se enlistan así: 

  1. Enfermedades cardiovasculares

  2. Cáncer

  3. Eventos cerebrovasculares (usualmente conocidos como derrames cerebrales)

  4. Enfermedades crónicas pulmonares

  5. Alzheimer 

En las mujeres latinas, las causas de muerte no difieren mucho, quizá, sí el orden de frecuencia: 

  1. Cáncer

  2. Enfermedades cardiovasculares

  3. Eventos cerebrovasculares

  4. Alzheimer

  5. Heridas no accidentales

Durante muchos años se pensó que las enfermedades cardiovasculares afectaban principalmente a los hombres y en menor frecuencia a las mujeres. Hoy sabemos que esa creencia fue y aún sigue siendo causa de disparidades en salud, demoras de la atención y tratamiento adecuados.

Es importante que las mujeres consulten a su médico si tienen dolores de tórax o de pecho, dificultad para respirar o limitación en sus actividades físicas.

La buena noticia es que la forma de prevención del cáncer, de las enfermedades cardiovasculares, de los eventos cerebrovasculares y del Alzheimer son todas muy similares. 

Es importante reducir y eliminar hábitos dañinos para la salud como el fumar y el consumo de alcohol. 

Igualmente, es importante el adoptar hábitos saludables como el tener una dieta balanceada, donde la mitad de lo consumido en el día sean frutas y verduras. Especialmente, se recomienda en lo posible, seguir una dieta mediterránea consistente en el consumo de aceite de oliva, vegetales, pescados, salmón. 

El tener una actividad física frecuente, es otro aspecto fundamental en la prevención el cáncer, de las enfermedades cardiovasculares, de los eventos cerebrovasculares y del Alzheimer. Idealmente, se recomiendan 10 000 pasos diarios, y/o practicar un deporte frecuentemente más de dos o tres veces a la semana.

Dentro de la prevención en salud está el tener idealmente un médico de cabecera, un doctor de atención primaria (PCP, por sus siglas en inglés) y el visitarlo al menos una vez al año, aunque no se tenga ningún problema, ninguna enfermedad. 

En estas consultas se hablará de elementos preventivos como las vacunas y los tamizajes (“screenings” contra el cáncer). 

Dentro de las estrategias de prevención del cáncer es muy importante tener todas las vacunas al día. Hay dos que evitan el cáncer: una contra la Hepatitis B y otra contra el Virus del Papiloma Humano. 

  • Hepatitis B: Previene el cáncer de hígado. Se puede recibir a cualquier edad. Son tres dosis. 

  • Virus del Papiloma Humano: Son dos o tres dosis dependiendo de la edad cuando se recibe. Solo está recomendada para hombres y mujeres menores de 26 años.  Previene varios tipos de cáncer, en especial, el de cuello uterino. 

Estudios recientes han reportado que porcentaje de cáncer de cuello uterino en mujeres que han recibido la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano es cero.

Igualmente, dentro de la prevención del cáncer, está el tamizaje oportuno y adecuado. En todas las personas mayores de 45 años se recomienda el tamizaje contra el cáncer de colon, con estudios como la colonoscopia, el tamizaje contra el cáncer de seno con mamogramas que deben ser iniciados entre los 40 y 49 años y cada dos años, y entre los 50 y los 74 años anualmente o cada dos años. 

También existe el tamizaje contra el cáncer de cuello uterino. Se recomienda el examen ginecológico a partir de los 21 años o una vez se comience la actividad sexual, lo que sea primero. Este examen incluye el estudio de Papanicolau específico para el tamizaje contra el cáncer cervical.

Finalmente, y no por ello menos importante, es fundamental todo lo que hagamos como comunidad, como familias, como profesionales de la salud para evitar las heridas no accidentales y la violencia intrafamiliar. 

Por favor, consulten con sus médicos. En nuestras comunidades hay servicios de salud incluso para aquellos sin seguro médico y de escasos recursos.

 

--------------

FOTO: (PXL/@Hawki i)



 
Advertisement

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar