Entretenimiento

Netflix narra historia con evidencias de crimen

por Yahaira Webber (yahaira.webber@lamegamedia.com)


Lectura de 0 minutos

 “American Murder: The Family Next Door” es el nombre del más reciente documental de Netflix que narra una historia de la vida real usando evidencias, videos, entrevistas, confesiones grabadas, fotografías y audios reales relacionados a un conocido caso criminal.

Con una hora y 23 minutos de duración, se posicionó como el tema # 1, de los más vistos en el servicio de “streaming” la primera semana de octubre.

Es el recuento del horrendo caso de un hombre que, en agosto de 2018, mató a su esposa embarazada y a sus hijas de tres y cuatro años en Frederick, Colorado.

Fue sentenciado y enviado a prisión por el asesinato de Shanann (su esposa), además de sus hijos Bella, Celeste (CeCe), y Niko (aún sin nacer). 

Antecedentes

Para entonces, la repentina desaparición de la madre y sus pequeñas causó conmoción en esta zona de Colorado y a nivel nacional.

Chris Watts había estado casado con la víctima Shanann Rzucek desde el 2012. 

Él trabajaba en una empresa petrolera y ella era representante de mercadeo.

Confesión 

De acuerdo a la confesión del asesino a las autoridades, Shanann y Chris discutieron en casa cuando él confirmó que tenía una relación amorosa extramarital y deseaba el divorcio. 

Ella –con 15 semanas de embarazo– amenazó a Chris, diciendo que nunca volvería a ver a sus hijas y él reaccionó estrangulándola.

Dicen los informes que una de las niñas entró en la escena y preguntó qué pasaba con su mamá.  

Después de allí muchas cosas pasan y los detalles del suceso son realmente escalofriantes.

Sospechas

Las primeras reacciones ante la desaparición de Shanann fueron de parte de la mejor amiga Nickole Atkinson, quien la había recogido al regresar de un viaje de trabajo  y luego la dejó en su casa.

Tal como lo muestran los mensajes de texto, al día siguiente Nickole llamaba y escribía insistentemente porque estaba muy preocupada al no saber de Shanann.  

Ella marcó al 911 para reportar su extraña desaparición y luego contactó a sus padres para entrar a la vivienda, donde descubrieron que su cartera y el iPhone aún estaban allí.

En muchas ocasiones Chris fue entrevistado por los medios de comunicación, asegurando seguir preocupado por su familia y esperaba que estuvieran bien.

Considerado por la investigación como objetivo de interrogatorio, negó inicialmente toda relación con la desaparición de las víctimas, pero la historia empezó a dar otro giro cuando no pasó la primera prueba del detector de mentiras.  

Tras la presión de los investigadores por obtener una confesión final, solicitó la presencia de su padre para hacerlo.

El 21 de agosto de 2018 fue acusado de asesinato en primer grado con cinco cargos.

El 6 de noviembre de 2018 se declaró culpable.  

El 19 de noviembre de 2018 fue condenado a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Detalles recientes

Este año 2020, cuando el “monstruo de Colorado” –como le apodan algunos medios– esperaba su cumpleaños número 35 en mayo, la revista People publicó que “el asesino familiar no tenía mucha esperanza sobre su futuro”.

Durante 23 horas al día, Watts está encerrado. 

“Puede salir de su celda para darse una ducha o hacer ejercicio. Cuando está en su celda, tiene poco que hacer: se le permite tener una Biblia y fotos familiares”. 

Una persona que habló con él en prisión, según cita People, ha dicho que “nada ha cambiado y cada día es como el anterior, [es decir que] todos los días de su futuro serán los mismos que hoy”.

Tampoco parece tener futuro el que fuera hogar de esta familia, ya que –desde la tragedia– nadie ha mostrado interés en comprar la vivienda valorada en más de $600,000, según relata un artículo de Newsweek.  



 

Localiza La Mega Nota cerca de ti Nuevo

Buscar
Advertisement Advertisement: Macys

Advertisement Advertisement: DHL

Advertisement Advertisement: El Mega Empresario

Advertisement Advertisement: HRC